Seguros Online para tu Camper

923 267 416

(L-V - 08:00 - 14:00 | 16:00 - 18:00)

Cómo aislar una furgoneta camper (Guía 2023)

aislar una furgoneta camper

Lo primero que tienes que saber es que para aislar una furgoneta camper hace falta aislar todos los elementos posibles. Los más comunes son el techo, suelo y paredes. Pero también hay que prestar especial atención a las ventanas y a los sitios que son puentes térmicos. Así es como vas a proteger esas zonas que son el punto débil del aislamiento. Te lo contamos en Seguro de Camper.

¿Cómo aislar térmicamente una camper?

Uno de los primeros pasos a dar es el elegir los tipos de aislantes térmicos que van a ir mejor en la furgoneta. Sobre ello, encontraremos los siguientes materiales:

  • Lana de roca: es el más utilizado ya que es muy buen aislante térmico y acústico. Existen varios formatos, algunos que tienen entre sus caras papel Kraft o aluminio.
  • Lana de vidrio: es muy similar a la lana de roca, pero sus fibras son más pequeñas y ligeras.
  • Aislamientos reflexivos: conocidos también como isoflex, tienen varias capas de polietileno que se intercalan con las de aluminio. Permite evitar las condensaciones, pero es el más difícil de instalar.
  • Espuma elastomérica: creada a base de caucho sintético, se le conoce también como Armaflex. Sirve tanto como aislante acústico y térmico. Algunas marcas incluyen autoadhesivo con el fin de facilitar la instalación.
  • Corcho: es muy bueno para colocar en el suelo, pero no en paredes ya que no tiene tanta flexibilidad para ajustarse a todos los lugares.
  • Poliestireno extruido: es muy bueno como aislante térmico, pero para colocarlo en el suelo. En las paredes es más complejo al no ser flexible.
  • Poliestireno Expandido: se le conoce como poliespan y es muy buen aislante térmico, pero como los anteriores, no es flexible.

imagen Presupuesto gratuito seguro de camper

¿Qué partes de la furgoneta hay que aislar?

Hay que intentar aislar todas las partes que sean posibles. Las zonas principales son el techo, suelo y paredes, ya que se tratan de los puntos débiles. También las ventanas ya que es por allí por donde se escapa más el calor.

A pesar de ello, aunque comiences por las partes fáciles, no tienes que olvidar esos puntos débiles como lo son las ventanas o las vigas del interior del vehículo. De lo contrario, de nada valdrá el aislamiento que decidas hacer. A esos puntos débiles se les llaman puentes térmicos y son los que hay que revisar con frecuencia.

Uno de los principales desafíos que te encontrarás es evitar la condensación. Esto aparece en el momento en que hay mucha diferencia de temperatura entre un elemento y otro, como puede ser el aire y el material de aislamiento. Además, al ser una variable del vapor de agua, por la noche con la propia respiración podría ser mayor. Por ese motivo es fundamental el contar con un buen aislamiento.

Recuerda que cualquier cambio importante que hagas en tu furgoneta tendrá que ser homologado. Esto es fundamental y algo que te solicitarán en tu seguro de furgoneta camper.

¿Cuánto cuesta aislar una furgoneta Camper?

El presupuesto para aislar una furgoneta camper dependerá del material a elegir. Por ejemplo, si se escoge el material más básico como lo es la lana de roca, costará unos 60 a 80 euros. Este sería el precio para una furgoneta de tamaño medio.

Si se quiere más calidad en el material y elegir, por ejemplo lana de roca con aluminio multicapa, el coste subiría a unos 200 euros.

A este precio por supuesto, hay que sumarle la mano de obra en caso de que decidamos que lo haga un profesional. Si lo hiciéramos nosotros mismos entonces se le sumaría los materiales para el preparado de la superficie y el tratado de la misma con el fin de que se adhiera. Algunos de los elementos a añadir serían rollos de cinta para aislar, principalmente los nervios o vigas de la furgoneta. Y posteriormente, los rollos del material que vayas a elegir.

Te puede interesar:  Suiza en Camper Van

Hay muchas personas que deciden utilizar más de un tipo de material para el aislamiento de su furgoneta. Por ejemplo, se podría utilizar el corcho para el suelo y la lana de roca para las paredes. Busca siempre materiales que te den el máximo de ventajas y que se ajusten a tu presupuesto.

Instalación

Generalmente para la limpieza se puede utilizar alcohol de quemar. En muchos casos, el material elegido como aislante trae un auto adhesivo lo que hace más sencilla la colocación.

Para aislar una furgoneta camper es mejor comenzar por zonas pequeñas e ir cortando poco a poco los trozos necesarios. Hay que presionar muy bien la zona para que se adhiera, por lo que es recomendable repetir la presión varias veces para el prensado final.

El aislamiento no es algo que requiera homologación. Salvo en los casos en que se hace un cambio en la propia estructura. Por ese motivo si únicamente es el aislamiento no hace falta avisar al seguro.

Ocurre lo mismo con otros vehículos como las autocaravanas. En caso de modificación de estructura se debe homologar y avisar al seguro para autocaravana barato o de la aseguradora que tengas.

¿Cómo evitar condensación en furgoneta?

Comentamos anteriormente que uno de los grandes inconvenientes que existen es la condensación. La forma más efectiva de reducirlo es con una buena ventilación. Por ese motivo no tienes que olvidarte que es fundamental contar con un buen flujo de aire en toda la furgoneta.

Tiene que ser un espacio que traiga aire fresco y que permita con ello que la humedad se vaya hacia fuera.

Los niveles de humedad son los que van variando porque el aire caliente puede contener más vapor de agua que el aire frío. El problema aparece cuando hay mucha condensación que se crean manchas de humedad y se puede convertir rápidamente en moho.

Es esencial que cuando realices tareas en el interior como  cocinar o utilizar la calefacción que haya una buena ventilación.

Si bien en verano esto se soluciona rápidamente abriendo las ventanas, no es lo mismo en invierno. Ahí es donde se hace necesario tener otros elementos como un deshumidificador o un aparato que absorba la humedad.

Los expertos recomiendan tener al menos dos aberturas de ventilación y que estén lo más alejadas posibles una de la otra. Otra solución podría ser el instalar ventilación en el techo con un ventilador.

Materiales para aislar una furgoneta camper

Aislar una furgoneta camper requiere de tomar algunas decisiones, entre ellas los materiales a elegir. Hemos visto qué tipos existen, pero vamos a profundizar un poco más en ellos para que te sea más fácil la elección:

Aluminizado con espuma de caucho

Con este material vas a conseguir tanto el aislamiento térmico como acústico. Con este se podrá aislar incluso las zonas de los conductos metálicos usados para instalar el aire acondicionado o la instalación del agua. Esto es posible ya que se adapta muy bien al ser bastante flexible. Además, es ignífugo algo fundamental al elegir el material.

Como desventaja podríamos decir que es el más costoso del mercado debido a todas sus características.

Aluminizado con burbujas de aire

Si tu presupuesto es más limitado, entonces tendrás que decantarte por un tipo de material con menos ventajas. Este aluminizado al tener burbujas de aire en su capa interior hace que se aísle el interior del clima externo, principalmente de la humedad. Sin embargo, resulta ser una capa muy fina por lo que para ciertos climas no será suficiente. La otra desventaja que tiene es que no es ignífugo.

Aluminizado multicapas

Como su nombre lo indica, cuenta con varias capas en su fabricación y es una combinación del resto. La primera capa es de aluminio, después está la capa de poliéster y, por último, la de burbujas. Al ser todo en uno ayuda a ahorrar tiempo y dinero al no ser necesario colocar más capaz. Sin embargo, no funciona tan bien para el frío. Aísla mucho mejor cuando hay temperaturas altas.

Te puede interesar:  Costa da Morte en camper o autocaravana

¿Qué es mejor Armaflex o Kaiflex?

Sobre cuál de estos materiales es mejor, depende de lo que se esté buscando.

El Armaflex es mucho mejor para los interiores que pueden tener mucha humedad o problemas con el agua. También ayuda a aislar mucho mejor del calor. Mientras que el Kaiflex se recomienda para los casos en que se busque una mayor resistencia a los líquidos o agentes químicos. Ambos son excelentes para furgonetas camper.

¿Cuál es el mejor aislante para camper?

Tanto el aislamiento multicapa como el Armaflex o Kaiflex son excelentes por todas las características que ofrecen para el clima como para la parte sonora. Eso te ahorrará muchos pasos posteriores y hará que disfrutes de tener un microclima en el interior de la furgoneta. Pero por supuesto, son de los materiales más costosos y requieren cierto esfuerzo e inversión.

Para quienes no pueden invertir tanto, entonces lo ideal será un tipo de material con menos calidad, pero igualmente funcional como la lana de roca.

¿Cómo evitar el frío del suelo?

Para evitar el frío en el suelo de las furgonetas será bueno aislarlo con un tipo de material específico. Aquí se podría optar por ejemplo por unas espumas como la XPS o EPS que son espumas fenólicas. Son materiales no transpirables y por lo tanto no se van a ver modificados por el clima.

Otro tipo de aislante interesante para esta zona es la celulosa o lana mineral. Para los casos en los que hay menos presupuesto podrían optar por corcho granulado.

¿Cómo combatir el frío sin calefacción?

Si no tienes calefacción en la camper, podrías optar por aplicar algunos trucos o técnicas para aislarte del frío exterior. Un ejemplo de ello sería el colocar fundas en la zona del techo. Para aquellas camper que cuenten con techo elevable es imprescindible que tengan una funda para cubrirse del frío. Las hay tanto interiores como exteriores.

También podrías colocar oscurecedores y aislamientos en la zona de las ventanas o claraboyas. Con eso notarás de inmediato la diferencia. Y por supuesto, lleva ropa de cama de invierno.

Errores comunes al aislar una furgoneta camper

Como cualquier otra acción que realizas, es normal que cometas algunos errores durante el proceso de aislamiento. Esto es algo que a todos quienes hacen el trabajo por sí mismos les sucede. Algunos de estos errores más comunes son:

  • No aislar la furgoneta: si decides no aislarla, lo que sucederá es la chapa va a empezar a generar gotas y hará que caigan durante la noche.
  • Utilizar esterillas por Kaiflex: aunque sean similares no son iguales. La densidad de uno no tiene nada que ver con el otro.
  • No aislar huecos pequeños: hay algunos materiales que son menos flexibles y por lo tanto implican que sea más difícil aislar algunos huecos. Para ello, será mejor elegir materiales de aislamiento que sí lo permitan como por ejemplo la espuma de poliuretano. Si se utiliza una cánula se llegará a tapar esos huecos.
  • No colocar una capa extra al material no impermeable: cuando se tiene poco dinero y se elige un material como lana de roca, se debe saber que es no impermeable. Por lo tanto, hará falta añadir una capa extra con láminas que sean de aluminio.

Cómo preparar la furgoneta para el aislamiento

Para aislar una furgoneta hace falta cierta preparación extra antes de instalar los materiales. Algunos de los pasos concretos a seguir son:

  • Limpiar furgoneta: antes de cualquier tipo de trabajo hay que limpiar muy bien la superficie. Puedes hacerlo con alcohol o con algún producto similar.
  • Revisar fugas de aire: antes de pasar al aislamiento, es necesario revisar que no haya ninguna fuga de aire o similar. Si no sabes cómo hacerlo, contrata a un profesional para ello.
  • Instalación de sistemas eléctricos o similar: si te hace falta hacer alguna instalación extra, hazla antes de hacer el aislamiento. No tengas prisa por colocar los materiales, porque de lo contrario no quedará perfecto o te tocará desinstalarlo para volver a colocar.

Esperamos que esta información para aislar una furgoneta camper te haya sido de utilidad. Si tienes dudas con tu actual Seguro, solo tienes que hacer clic en el siguiente enlace: PRESUPUESTO Y ASESORAMIENTO GRATUITO